La campaña de publicidad de Correos, #NoSoloAmarillo, se convierte en un éxito mediático y económico con una inversión que no llega a 11.000 euros.

22 de junio, 2020 - Videomarketing, publicidad y branding - Comentarios -

 


La campaña de publicidad de Correos, #NoSoloAmarillo, se convierte en un éxito mediático y económico con una inversión que no llega a 11.000 euros.

 

Universos paralelos es una hipótesis física en la que existen varios universos o realidades independientes entre sí.

Cuando, el pasado jueves 18 de junio, Correos lanzaba su campaña publicitaria “No solo amarillo” quizás no sospechaba que en pocas horas se convertiría en trending topic, para lo bueno y para lo malo.

No contaban con que, en nuestra realidad, o al menos la única que conocemos, existen algunas personalidades de la política y del “periodismo” que parecen vivir en una realidad paralela. Un universo en el que nada avanza, nada cambia, todo sigue igual y huele a rancio.

Los habitantes de ese rancioverso poblado de: Abascales, Girautas y demás fauna anquilosada en lo rancio y el enfado permanente, explotaron al grito de: “Yo no soy homófobo, pero que nesecidad…”



Había algo que se escapaba a los habitantes del Rancioverso, y es que cuando se crea una campaña publicitaria es para vender algo y obtener beneficios, en este caso, además de promocionar a la propia empresa, se estaba dando a conocer la serie de sellos conmemorativos del Día del Orgullo con la emisión de su primer sello LGTBI. La serie de sellos también rinde homenaje al Pasaje Begoña en Torremolinos, lugar de Memoria Histórica y cuna de los Derechos y Libertades LGTBI.

 

 

 

La tirada de sellos es de 1.000.000 de unidades a un euro cada uno y, según fuentes consultadas, es probable que se agoten en breve.

Invertia, la sección de noticias económicas de El Español, indica que el impacto generado en medios y redes sociales es de unos 500.000 euros. Es decir, que eso es lo que hubiera costado una campaña publicitaria de esa magnitud. sumando los packs conmemorativos ya agotados y la venta de la serie de sellos conmemorativos,  se estima que la campaña puede llegar a tener un retorno de 1.500.000 de euros.

 

Todo ello por un gasto de menos de 11.000 euros, repartidos en: decorar 9 buzones de correos y hacer lo propio con cinco furgonetas y la oficina de Correos de Chueca.

 

La agencia publicitaria encargada de toda la campaña ha sido Grey , una compañía de sobra conocida por multitud de campañas de éxito en su haber. Entre ellas tenemos el genial anuncio inclusivo de Gillete que emocionó al mundo en el 2019.

 

Así que, ya sabéis, una buena campaña publicitaria siempre debe estar sustentada, entre otras cosas, en un buen estudio de mercado. Con lo que nunca se pude contar, es con la ayuda de un universo paralelo en el que, al atacar tu campaña, el odio destilado se vuelva a favor de tu producto y tu campaña. Eso no tiene precio.

Síganme para más universos paralelos y más ejemplos de publicidad sublime.

 

campana-correos-sello-lgtbi-orgullo-2020_0
Compartir 
Ver anterior Ver siguiente