04 de abril, 2018 · Instantáneas de la historia · Comentar ·

Motel Lorraine. Habitación 306

Memphis, 4 de abril de 1968, Martin Luther King sale al balcón de la habitación 306 del Motel Lorraine. Una bala, disparada con un rifle Remington, acaba con su vida. Fallecía así el artífice más popular de la lucha por los derechos civiles de la población de raza negra.

Hoy se cumplen 50 años de aquella fatídica noche, y me ha parecido extraño y paradójico que algunos partidos y medios de comunicación españoles, se hagan eco y homenajeen al pastor, que hizo de la desobediencia civil, prácticamente, todo un dogma de fe. Pero bueno, eso son elucubraciones mías.

Hotel Lorraine

                                                    Una de las entradas al Hotel Lorraine, hoy reconvertido en museo.

 

Hoy, en este humilde blog, echo mano de algunas fotos de viajes, incluidas en mi colección y exposición: En Ruta Norteamericana.

No vamos a repetir la historia de Martin Luther King, ya que se puede encontrar en muchos medios. Os voy a contar algo curioso que veréis, si visitáis Memphis, y os acercáis por el Motel Lorraine. El edificio del citado motel es la sede del Museo Nacional de los Derechos Civiles desde 1991, y la habitación que ocupaba el Martin Luther King se puede visitar y ver, tal y como se quedó tras el asesinato.

Hasta aquí nada raro en un país acostumbrado a cuidar de su historia, con peor o mayor fortuna, pero también proclive a mercantilizar todo. Justo enfrente de la entrada del hoy museo, vi a una señora con una serie de carteles en los que se podían leer algunas leyendas en contra de la manera de gestionar la memoria de líder y su legado.

Motel Lorraine

No pude por menos que acercarme y preguntar. Jackeline Smith lleva años apostándose, todos los días, lo más cerca posible de la puerta del edificio, repartiendo información a todo el que se acerca y cuestionando a la dirección del Museo Nacional de los Derechos Civiles.

Pero ¿Quién es Jackeline Smith? Fue ama de llaves del Motel Lorraine hasta el año 1988, cuando fue desalojada por las autoridades locales para convertir el Motel en museo.

Si os paráis un rato a hablar con Jacqueline os contará que las instalaciones deberían usarse para ayudar a los pobres y necesitados, en lugar de una celebración de la muerte de King. También argumenta que este barrio tradicionalmente negro ha sido aburguesado hasta el punto de que todos los negros y pobres han sido expulsados y la zona se ha convertido en un rico vecindario blanco. Desde luego la zona no puede ser más hípster, eso lo puedo corroborar yo, sin ninguna duda.

                                                      Jackeline Smith

Uno de los carteles de Jacqueline reza: “El Doctor King vino a Memphis a apoyar a: los pobres, necesitados y oprimidos, no a comprar basura innecesaria”, en clara referencia a los souvenirs que se venden en el museo.

En Ruta Norteamericana

Si King levantase la cabeza, a fecha de hoy en Memphis, no solo se encontraría con su figura elevada al objeto de consumo pop, también vería que en la ciudad siguen existiendo guetos, o que, en la calle más emblemática de la ciudad, Beale Street, los músicos son negros, pero el publico es mayoritariamente blanco. Acaso por los coches de policía que cierran la calle todas las noches, y se cuidan de que los turistas podamos asistir, sin sobresaltos, a una representación cuasi teatral de lo que es la calle de Memphis.

Ver anterior | reciente

Últimas entradas